El Gobierno porteño anunció que se hará cargo del servicio de acarreo

0
60

Las empresas Dakota SRL y BRD-SEC operan con una concesión vencida hace 20 años que se mantiene desde 2014 con un pago mensual de 55 mil pesos. Para esta semana se había solicitado una sesión especial impulsada por el “frente anti-grúas”, que reúne a las fuerzas políticas de la oposición.

El Gobierno porteño anunció este martes que tomará el control del sistema de acarreo de vehículos mal estacionados en la Ciudad de Buenos Aires hasta que defina la nueva licitación, forzado por la conformación un “frente anti-grúas”, que reúne a las fuerzas políticas de la oposición, y convocó a una sesión en la Legislatura local para el jueves para suspender el el polémico contrato de las empresas que explotan el servicio.

“La Ciudad ha decidido hacerse cargo del servicio de acarreo de manera transitoria hasta tanto termine el proceso de licitación y el nuevo concesionario entre en funciones”, adelantó el jefe de Gabinete, Felipe Miguel, durante una conferencia de prensa encabezada por Horacio Rodríguez Larreta para explicar los alcances del nuevo examen para las licencias de conducir.

En ese marco, dijo que “la ley 6353 del 2020 dio al Gobierno un plazo de dos años para adjudicar un nuevo servicio, lo que vence el próximo 4 de diciembre. Como no es seguro que lleguemos a esa fecha con el proceso concluido es que trabajamos con el interbloque de Juntos por el Cambio en una modalidad que permita recorrer la etapa de transición y por eso decidimos hacernos cargo”.

En rigor, la administración local abrió el llamado a licitación a fines de julio para renovar la concesión que permanece en manos de dos empresas -Dakota SRL y BRD-SEC- que tenían un contrato desde 1990, que venció hace 20 años, no obstante siguieron operando con prórrogas y un canon de $55.000 desde 2014.

La convocatoria de entonces se dio en medio de una oleada de cuestionamientos al “canon congelado” que pagan las prestatarias y pedidos para que les suspendan la concesión.

En la última semana, las fuerzas de la oposición anunciaron una sesión para el jueves próximo en la Legislatura local para tratar un paquete de expedientes vinculados con el servicio de acarreo, entre los cuales se incluyó la suspensión impulsada por el Frente de Todos (FDT) de la concesión actual y dos pedidos de informes al Ejecutivo sobre el sistema.

Según evaluó el legislador del FDT Juan Manuel Valdés, el anuncio del Gobierno porteño “es un logro de la oposición que constituyendo el frente anti-grúas puso sobre la mesa este negociado que recauda a expensas de los contribuyentes. Esperamos un sistema de tránsito que priorice el derecho a la circulación y no el lucro de unos vivos”.

En su cuenta de Twitter, el legislador dijo que “la sesión especial del jueves sigue en pie hasta que veamos qué medida concreta tomará Rodríguez Larreta. Desde el frente anti-grúas no queremos anuncios que sean una nueva estafa”.