24.3 C
San Salvador de Jujuy
lunes 27 septiembre 2021

Ángela Leiva: “Me acostaba con Mariano (Zelaya), me daba vuelta y lloraba”

La cantante y referente de la movida tropical reveló cómo fue la dura y conflictiva relación con su ex manager.

En febrero de 2019, Ángela Leiva hizo pública su traumática separación con Mariano Zelaya. En una entrevista realizada en “Secretos Veraderos”, América, la joven cantante relató lo que vivió con él.

“Hubo tiempos felices y hasta llegué a pensar en casarme… pero después lo fui dilatando. Él me lleva 13 años, lo conocí cuando tenía 19 y estuvimos como pareja y trabajando juntos poco más de 8 años… Yo fui creciendo como mujer y eso a él mucho no le gustó… Cuando yo decido separarme de él como mujer, le dije que podíamos seguir trabajando juntos… Nunca pensé que me podía perjudicar si para mí seguía siendo como mi Dios… Pero empecé a darme cuenta de sus manejos… el hablaba mucho, me manejaba psicológicamente… Todo el tiempo era una máquina de manipularme”, dijo.

Y agregó: “Me fui con una mano atrás y otra adelante. Él se quedó con todo. Por lo que me dijo, invirtió todo en una productora muy grande, que la tiene él, pero también es mía. Yo no me quedé con nada… Alquilo el lugar donde vivo, que es a donde me fui cuando me separé… Yo siento que nunca me amó… ésto no se le hace a alguien por el que sentiste amor… Me sacó de las plataformas digitales, censuró los 6 discos que saqué… Pierdo el 50% de los shows porque él se encarga de bajarme las contrataciones”.

Un año y medio después y en pleno auge del “Cantando 2020”, la joven estuvo en “Mujeres del trece” y amplió sobre cómo fueron esos días.

“Estuve ocho años con él, que era 14 años mayor que yo. Durante la relación manejó mi carrera artística, mi agenda, producía mis discos. Lo amaba y confiaba ciegamente en él”, dijo.

- Advertisement -

Y añadió: “En los últimos tres o cuatro años, ya no había amor por lo menos de mi parte. Como mujer no me sentía cómoda estando con él. Mis primeros intentos por separarme fueron fallidos porque realizaba un trabajo psicológico sobre mí, me hacía creer que sin él no era nada”.

“Me costó tres años de mi vida. Fueron muy sufridos. Uno a veces habla fríamente sobre lo difícil que es acostarse con un hombre que no ama. No hablo del sexo, sino de acostarse en una cama con el hombre que no amás. Es muy tremendo. Yo me acostaba con él a la noche, se apagaba la luz, me daba vuelta y lloraba. Fue duro. Lo único que me sacaba de ese lugar eran mis giras, mi trabajo, que gracias a Dios nunca paró”, finalizó.

 

 

ÚLTIMAS NOTICIAS

Suiza vota este domingo un referéndum sobre varias cuestiones, incluida la legalización del matrimonio...
En el día de ayer, y fruto de una completa Investigación Penal Preparatoria (IPP)...
Desde el Juzgado Contravencional N° 1 informaron que el día sábado 18 de septiembre...

TE PUEDE INTERESAR

LE PUEDE INTERESAR

LAS MAS VISTAS

NUESTRO INSTRAGRAM

Abrir chat