Mauricio Macri: “Nos avergüenza”

0
235

El expresidente Mauricio Macri publicó una carta con fuertes críticas a su sucesor Alberto Fernández por la posición del Gobierno sobre Rusia a partir del ataque a Ucrania: “Nos avergüenza a gran parte de los argentinos”.

Macri mencionó que “días atrás la Argentina eludió expresar una condena rotunda a la invasión que Rusia está llevando a cabo en Ucrania”, en una carta que publicó en su cuenta de Facebook.

Macri consideró que “el comunicado de Cancillería se escabulló en jerga diplomática para evitar cuidadosamente hablar de invasión, de guerra (el comunicado habla de “vientos de guerra”), de ofensiva rusa y de la violación de la soberanía territorial de Ucrania”.

Macri planteó con fuertes críticas al Gobierno: “Esta actitud oficial nos avergüenza a gran parte de los argentinos que vemos las terribles imágenes de la invasión iniciada por Putin, filmadas por los propios civiles indefensos”.

Aclaró que “sí tiene sentido señalarle” al Gobierno que se ve lo que llamó “su camuflaje, demostrarle que no puede esconderse detrás de palabrerías, exhibirlo ante todo los argentinos en su falta de valentía, de solidaridad y de humanidad”.

La primera reacción oficial sobre el ataque de Rusia a Ucrania fue de Cancillería, que expresó su “preocupación por el desarrollo de la situación generada en Ucrania” y pidió “que todas las partes involucradas avancen en una negociación diplomática que permita una salida política”.

Cancillería expresó en un comunicado que Rusia y Ucrania deben “resolver sus diferencias a través del diálogo, con apego a los principios de la Carta de las Naciones Unidas y el derecho Internacional, la solución pacífica de las controversias, el no uso de la fuerza entre estados y con pleno respeto de los derechos humanos”.

Luego Alberto Fernández publicó en su cuenta de Twitter el pedido para que “la Federación de Rusia que ponga fin a las acciones” en Ucrania: “Hacemos un llamado a todas las partes a no usar la fuerza militar”.

Alberto Fernández consideró que “el diálogo y respeto a la soberanía, la integridad territorial, la seguridad de los Estados y a los derechos humanos garantizan soluciones justas y duraderas a los conflictos”.