Juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa

0
45

Ya declaró Pablo Ventura, el joven que estuvo detenido cuatro días a pesar de que en el momento del crimen no había estado en Villa Gesell y había estado con sus padres en Zárate, el mismo lugar donde vivían los ocho imputados

Al retomar su relato sobre el asesinato a golpes de Fernan Báez Sosa, Múñoz contó que el conflicto se inició dentro del boliche. Consignó que “Thomsen se peleó con Fernando” y expresó respecto del primero: “Era el más alterado”. También detalló que a él, que mide 2,03 metros y pesa 150 kilos, le costó sacarlo del boliche y requirió la ayuda de un compañero para hacerlo.

Sobre la brutal agresión contra el adolescente en las inmediaciones del local, enfatizó: “Nunca vi nada igual, era saña. Hace 20 años que laburo de esto y nunca vi algo así”. Inmediatamente después, rompió en llanto. “Nunca vi nada igual”, agregó y reveló que estuvo cuatro días sin dormir luego de lo sucedido.

13.35 El crudo relato del jefe de seguridad de Le Brique: “Se iban turnando para pegarle”

La declaración de Pereyra Rozas fue sucedida por la de Alejandro Múñoz, quien en el momento de los hechos era jefe de seguridad del boliche Le Brique. “La saña era con Fernando. Se iban turnando [para pegarle]. Todo el grupo pegaba”, recordó el hombre, que ante las preguntas del Ministerio Público Fiscal dijo que el grupo agresor estaba integrado por 8 o 9 personas.

“Constantemente le pegaban patadas. En un momento [Fernando] se quiere levantar. Entonces, uno de los agresores, que estaba vestido de camisa blanca y rodete [en su cabello], le pegó una patada en la cabeza y no se levantó más”, aseveró. También afirmó que aunque no sabe el nombre del último joven podría identificarlo con una foto.

13.17 Declara Juan Manuel Pereyra Rozas, otro joven agredido

Juan Manuel Pereyra Rozas, otro amigo de Fernando Báez Sosa agredido por los imputados, declaró que Luciano Pertossi le pegó en la espalda dentro del boliche Le Brique. Además, sostuvo que fue golpeado nuevamente una vez afuera del local bailable, aunque no pudo reconocer a la persona que lo lastimó.

El joven contó que al salir de Le Brique sintió “una piña en el oído y pómulo derecho”. “Escuché gritos, me dio miedo y lo primero que pensé fue en cruzar, Caminé rápido, sin mirar hacia atrás porque pensé que me seguían”, relató y cuando Burlando le preguntó si temió por su vida contestó afirmativamente.

12.46 Bonamaison afirmó que los acusados arengaban: “Mátenlo al negro de mierda”

“¿Reconeces a otras personas como agresores de Fernando?”, le preguntó el fiscal Juan Manuel Dávila a Bonamaison. “No”, respondió el testigo. Luego, afirmó que los acusados aregangaban y escuchó decir: “Mátenlo al negro de mierda [por Fernando]”.

Tras la lectura de su declaración testimonial durante la instrucción, recordó a Luciano Pertossi como uno de los agresores que le pegaron a Fernando. Además, indicó que el ataque contra su amigo duró 40 segundos.

12.36 Empieza a declarar Luciano Nahuel Bonamaison, otro amigo de Fernando

Empieza a declarar Luciano Nahuel Bonamaison, otro amigo de Fernando Báez Sosa. “Nos hicieron una especie de emboscada”, dijo el joven y agregó: “Vi cuando Maximo Thomsen le pegó una patada a Fernando con odio, con brutalidad y con intención de matar”. El testigo afirmó que siete u ocho personas fueron los que hicieron la especie de emboscada. “Fueron directo a atacar a Fernando”, sostuvo.

11.25 Declara Franco Cervera

Franco Cervera, uno de los amigos de Fernando Báez Sosa, realiza su declaración. Consultado acerca del ataque contra la víctima, dice no haber visto cómo le pagaron.

11.19 “La detención nos cambió la vida”

“Mi hijo es totalmente diferente a los que son estos personajes. Estas personas [los acusados] le tenían envidia”, aseveró esta mañana José María Ventura. Más tarde, se refirió a los perjuicios ocasionados por la falsa acusación contra su hijo.

“La detención de Pablo nos cambió la vida y nunca supimos quién lo nombró. Nos hizo un daño muy grande a la familia, estuvimos muy expuestos”, se quejó el padre del remero y reveló: “Mi hijo en un momento no quería salir de la casa, no quería entrenar. Fue saliendo de a poco: empezó a remar y a entrenar (…) Sentimos mucha bronca, ¿por qué tanta cizaña?”.

Por último, calificó a los imputados de “asesinos” e insistió: “Con mi hijo hicieron un acto de cobardía total. Nombrar a un inocente, querer involucrarlo… Y no lo digo por los ocho [que llegaron a juicio], lo digo por los diez [por Juan Pedro Guarino y Alejo Milanesi, quienes fueron sobresídos]. Guarino y Milanesi estuvieron en el allanamiento cuando fueron detenidos y escucharon quién lo nombro y no dijeron nada: son unos cobardes”.

11.05 Declara el padre de Ventura

José María Ventura, el padre de Pablo, comienza su declaración momentos después de que su hijo abandonara la sala. “Los acusados dijeron que el auto de José María se había fugado de Gesell [tras el crimen de Fernando]”, recordó Fernando Burlando antes del inicio de la audiencia.

10.35 “¡Dios, qué bronca! Si me nombró alguno fue Pertossi”

Durante la declaración de Ventura se exhibieron por una pantalla los chats de WhatsApp que el remero tuvo con sus amigos el 18 de enero de 2020, cuando los imputados ya estaban presos. “Aparentemente alguno de lo que se la mandaron [por los acusados] me nombró. No tiene lógica (…) ¡Dios, qué bronca! Si me nombró alguno fue Pertossi [sin identificar a cuál de los tres acusados] para hacerse el gracioso. Alta bronca, te juro que se la pego”, fue uno de los mensajes leídos por el Ministerio Público Fiscal.

En otro de los chats, Ventura afirmaba: “Los odio, a Lucas Pertossi más que nada (…) y Benicelli también”. No obstante, al ser consultado hoy por Burlando sobre si mantenía dicho sentimiento hacia los imputados, respondió bajo juramento de decir la verdad: “No”.

En su declaración, Ventura afirmó desconocer quién lo nombró ante la Policía y habló sobre cómo su detención afectó su vida: “No puedo salir tranquilo a la calle, perdí la privacidad”.

 

“¿Alguien [de los acusados] se comunicó con vos para darte alguna explicación?”, le consultó Burlando. “No, jamás”, respondió el remero. “¿Qué concepto te merecen los acusados?”, fue la última pregunta del abogado. “Me parece cualquier cosa lo que hicieron”, respondió Ventura. Luego, se retiró de la sala, previo a lo cual giró su vista hacia donde estaban los imputados.

10.08 Empezó la audiencia con la declaración de Ventura

Minutos después de las 10, empezó la tercera audiencia en el marco del juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa. El primer testigo en ser llamado a la sala fue Pablo Ventura. El joven, falsamente incriminado por los imputados, empezó a declarar inmediatamente después de su ingreso.

Tal como había dicho en la previa, el remero sostuvo que a los acusados solo los conocía por ser de la misma ciudad, Zárate. Sin embargo, contó que con Lucas Pertossi tuvo problemas en un boliche. “Nos miramos mal. Me enteré de que él habló mal de mí”, aseguró. Respecto del resto, dijo: “Varias veces a la salida del boliche los he visto pelear en grupo [a los acusados. Siempre en mayoría”.

09.46 Tomás D´Alessandro, presente en la sala

Tras declarar ayer como testigo, hoy presencia la audiencia Tomás D´Alessandro, amigo de la víctima. En su declaración, el joven dijo que uno de los miembros del grupo agresor arengaba. Cuando Burlando le preguntó qué tipo de arenga, sostuvo: “Yo escuché a Matías Benicelli decirle a Fernando: ‘A ver si volves a pegar negro de mierda’”.

En medio de su declaración, D’Alessandro fijó su mirada en los ocho acusados. Los miró con firmeza.

09.33 Los acusados ingresaron a la sala de audiencias

Los ocho acusados ingresaron a la sala de audiencias. Como lo hacen desde el primer día, todos tienen la cara cubierta por barbijos.

09.15 La comparación de Burlando entre Ventura y los acusados

En la previa de la tercera audiencia, el abogado de la familia Báez Sosa, Fernando Burlando, anticipó: “La diligencia de hoy es interesantísima. Vienen los Ventura, tres amigos de Fernando -de los cuales dos son importantes- y personal de seguridad. Seguramente la declaración de Ventura va a ser muy colorida”. Más tarde, recordó: “La pobre familia Ventura fue acusada injustamente. Los acusados, en otro intento de desviar la investigación, dijeron que las zapatillas eran de él y que el auto del padre de Ventura se había fugado de Gesell”.

Tras ello, el letrado estableció un parangón entre la actitud del remero falsamente acusado por los imputados y estos últimos. “Miren qué diferencia. [En 2020] Ventura a los gritos proclamaba su inocencia. Lo hacía a los gritos, llantos e insultos contra la propia Justicia. Instantáneamente eso hizo (…) Entonces, comparen la actitud de un inocente con la de los ocho acusados. Me parece que no hay que hablar más del pacto de silencio. Un inocente dice a los gritos que es inocente”, sentenció.

09.06 Comienzan a llegar los familiares de los acusados

Los familiares de Máximo Thomsen, Enzo Comelli, Matías Benicelli, Blas Cinalli, Ayrton Viollaz y Luciano, Ciro y Lucas Pertossi comienzan a ingresar al Palacio de Tribunales.

 

08.50 Silvia Irigaray se reunió con Graciela y Silvino

Silvia Irigaray, presidenta de Madres del Dolor, llegó a Dolores para apoyar a los padres de la víctima. Se reunió con Silvino Báez y Graciela Sosa en el hotel Plaza.

08.29 El recuerdo del padrino de Fernando

En declaraciones a Radio Rivadavia, Inocencio Sosa, el padrino de Fernando, recordó a su ahijado. “Nos visitábamos anualmente. Él era muy conocido en Paraguay y tenía muchas amistades, así como en la Argentina. Las cuidaba mucho. Tan así es que hasta último momento tuvo de amigos a sus compañeros de la primaria, la secundaria y hasta la preparatoria. Era un chico muy tranquilo y cariñoso”, expresó el hombre, quien es hermano de la madre del joven asesinado.

Consultado acerca del estado anímico de Graciela y de Silvino -los padres de Fernando- durante el avance de la investigación, dijo: “Imagínese, quedarse solos y con un hijo enterrado durante la pandemia. Estábamos muy atentos a ellos, aunque no podíamos compartir estar juntos. Pero bueno, soportaron, rodeados de mucha gente y a través de llamados”.

08.15 Pablo Ventura: “No siento odio, pero con buena cara nos los voy a mirar”

Antes de entrar al Palacio de Tribunales, Pablo Ventura hizo declaraciones públicas respecto de su vínculo con los imputados. “Simplemente los conocía de vista del boliche y de Zárate, que es una ciudad chica. No eran amigos ni nada. En ningún momento tuve una disputa con ellos y hasta el día de hoy no sé por qué me acusaron”, afirmó y aseguró: “No siento odio [por lo que pasó], pero con buena cara nos los voy a mirar”.

Después y a pesar de haber afirmado que jamás tuvo trato con los implicados, el joven reconoció que tenía un mal concepto de Lucas Pertossi. “Una vez nos vimos mal y tuvo pelea con un conocido mío, pero nada más”, se limitó a decir.

Por último, sostuvo con relación al asesinato a golpes de Fernando Báez Sosa:” No me sorprendió lo que hicieron, porque ya habían tenido peleas”. Y pidió: “Espero que se haga justicia y que los que hicieron lo que hicieron paguen”.

07.58 La millonaria demanda de Pablo Ventura a la Justicia

A fines de 2021, LA NACION dio a conocer que Pablo Ventura, el joven inocente que estuvo detenido por el homicidio de Fernando Báez Sosa, demandó al Poder Judicial y al Ministerio Público Fiscal de la provincia de Buenos Aires por una suma de 10.000.000 de pesos.

En la demanda a la que tuvo acceso este medio, el abogado Jorge Olmos planteó: “Resulta claro en consecuencia que el Estado debe responder por los perjuicios ocasionados por la infundada y antojadiza detención del actor [por Ventura], reparar el daño moral, la afectación de su imagen y su honor y compensar de alguna forma los padecimientos causados”.

El joven, que en ese momento tenía 21 años, estuvo tres días detenido. No había estado en Villa Gesell el fin de semana en que ocurrió el homicidio. Tampoco tenía una relación de amistad con los acusados. La noche previa al crimen cenó en un restaurante de Zárate con sus padres, Marisa Pitillini y José María Ventura.

 

07.39 Llegaron al Palacio de Tribunales los ocho acusados

Cómo todos los días desde que empezó el juicio, los ocho imputados -Máximo Thomsen (23), Enzo Comelli (22), Matías Benicelli (23), Blas Cinalli (21), Ayrton Viollaz (23), y Luciano (21), Ciro (22) y Lucas Pertossi (23)- arribaron al Palacio de Tribunales en medio de un fuerte operativo de seguridad del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB).

07.15 Tercera jornada del debate: declara Pablo Ventura, el falso acusado del homicidio de joven

En la tercera audiencia del juicio por el homicidio de Fernando Báez Sosa, ocurrido el 18 de enero de 2020 en Villa Gesell, declara como testigo Pablo Ventura, el remero de 24 años que fue falsamente acusado del crimen y que estuvo detenido cuatro días.

“Yo no tenía idea lo que estaba pasando afuera, tampoco sabía que mi cara estaba empezando a circular en todos lados. Estaba totalmente incomunicado y esposado a una cadena amarrada a la pared. Yo pensaba que estaba al horno, que iba a ir preso por error”, había dicho Ventura a LA NACION nueve meses después de su calvario.

Hoy va a declarar bajo juramento ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N° 1 de Dolores, a cargo del debate. También está citado su padre, José María Ventura.

Además de Ventura padre e hijo declaran tres amigos de la víctima, un grupo de trabajadores del boliche Le Brique de Villa Gesell y dos uniformados de la policía bonaerense.