Encontraron la sangre de Báez Sosa en 17 prendas de los acusados

0
55

Hoy declararán expertos que trabajaron en la extracción de información de teléfonos y la toma de material genético

Tras un breve cuarto intermedio, ingresa a la sala el perito César Guida.

Guida explicó que analizó más de 150 prendas. De los resultados se desprendió que, al menos 17 ítems de los acusados contenían un perfil genético idéntico al de Fernando Báez Sosa, principalmente en la zapatilla de Thomsen.

También, Guida analizó la camisa y el pantalón de Fernando.

También, Guida ratificó, tal como adelantó Infobae hoy, que había ADN de Blas Cinalli en el meñique izquierdo de Fernando.

Ingresó a la sala la segunda testigo de la jornada, la perito química Norma Beatriz Tramontini.

Se refirió a 30 piezas de prueba en las que “se detectó evidencia positiva para sangre humana”. Entre ellas, la zapatilla derecha de Thomsen.

En la izquierda dijo, “la muestra era tan escasa que se preservó (en un sobre) y no se realizó la determinación en laboratorio”.

Graciela Parodi, el perito policial que participó de la extracción de muestras de sangre de las prendas de los acusados y de la víctima, describe el procedimiento realizado.

Así, describió durante una hora más de cincuenta prendas incautadas a los rugbiers, entre ellas, zapatillas, chombas, remeras, camisas, buzos, pantalones, bermudas, calzoncillo y medias. Al menos diez tenían manchas hemáticas, entre ellas, la zapatilla de Máximo Thomsen que dejó una marca en el rostro de Fernando con su suela.

Llegan los padres de Fernando y comienza la octava jornada del juicio a los rugbiers

Graciela Sosa y Silvino Báez llegan al tribunal de la mano de sus abogados. La perito Graciela Parodi, que participó en la extracción de sangre de las prendas de Fernando Báez Sosa y los imputados para el cotejo de ADN, ya está en la sala.

Antes, el abogado Fernando Burlando admitió a la prensa la posibilidad de que los rugbiers cambien de abogado. Recordó que en el meñique de la víctima se encontró material genético de Blas Cinalli.

Destacó, además, que la zapatilla que usaba Máximo Thomsen tenía la sangre de Fernando, al igual que la ropa que llevaban esa noche los rugbiers.

“Es irrebatible”, dijo el abogado sobre la secuencia que muestran las imágenes del ataque y consideró que los testigos que declararán hoy sobre las muestras de ADN halladas en el cuerpo de la víctima y ropas y calzado secuestrado ratificarán la acusación.

Los rugbiers y sus familiares aguardan el inicio de la audiencia

Los imputados ya están en la sala del Tribunal N°1 de Dolores. Aguardan sentados el inicio de la audiencia, escoltados por personal del Servicio Penitenciario Bonaerense. No llevan barbijo.

 

Algunos bancos detrás, del lado izquierdo, están sentados sus familiares: Marcial Thomsen (padre de Máximo), Sergio Viollaz (padre de Ayrton), Mónica Zárate (mamá de Matías Benicelli) y tía de Máximo Thomsen y María Elena Cinalli (mamá de Ciro y Luciano Pertossi).

Se espera que la primera en declarar sea Graciela Parodi, la perito que intervino en extracción de muestras de sangre de las prendas de los acusados y de la víctima.

El cuerpo de Fernando Báez Sosa tenía ADN de Blas Cinalli, el rugbier que se jactó por chat de su asesinato

La jornada de hoy miércoles da inicio a las declaraciones de peritos genéticos. Qué dice la causa

En la jornada de ayer en el juicio que se lleva a cabo en el Tribunal N°1 de Dolores contra los ocho rugbiers acusados de matar a Fernando Báez Sosa, investigadores que intervinieron en la causa revelaron los contenidos de los teléfonos incautados en el arresto del grupo. Fueron audios y chats de un cinismo notable, ocurridos a minutos del crimen y durante ese 18 de enero de 2020. Los rugbiers conversaron entre ellos, con amigos de Zárate.

Habla uno de los fiscales que acusan a los rugbiers:

Juan Manuel Dávila, uno de los fiscales acusadores, hizo su llegada poco antes de las 9. Evitó opinar sobre los chats que se mostraron en la audiencia de ayer. Sin embargo, afirmó antes de ingresar a la audiencia:

“Todas las jornadas fueron positivas” dado que por las declaraciones de testigos y la prueba reseñada “se comprobaron la materialidad y la autoría” del crimen de Fernando.

El representante del Ministerio Público Fiscal detalló que durante la jornada de hoy declararán los peritos de rastros, químicos y de ADN y además quienes estuvieron en la extracción de la información de los celulares de los diez rugbiers detenidos en las primeras horas tras el crimen. ”Primero hay que reproducir la secuencia del perito de rastros que levanta las evidencias; del perito químico que analiza lo que levantó el de rastros y el perito de ADN, que analiza toda la secuencia anterior”, aseveró. El fiscal afirmó que en el cuerpo de Fernando se encontró material genético.

Poco después de las 7:45, los ocho acusados de matar a Fernando Báez Sosa llegaron trasladados por el SPB a los tribunales de Dolores para la séptima jornada del juicio en su contra.

Ayer fue una intensa jornada con más de una decena de testigos que revelaron los resultados de la pericia scopométrica que identificó a Máximo Thomsen como el autor de la marca de la suela en la cara de la víctima, así como los contenidos de varios chats de los imputados como Blas Cinalli, que alardeaban tras el crimen.

Hoy, se expondrán las primeras partes de las pericias de ADN, el análisis de las manchas hemáticas de la ropa de los acusados y de la víctima; y casi dos terabytes de información de los celulares secuestrados a los imputados cuando los detuvieron cinco horas después del crimen.

Declarará Graciela Parodi. Se trata de la perito que intervino en extracción de muestras de sangre de las prendas de los acusados y de la víctima, así como Norma Beatriz Tramontini, perito química, que realizó pruebas de alcohol en la sangre de Fernando Báez Sosa. y determinó el hallazgo de sangre humana en muestras tomadas.

 

Otros siete peritos darán su testimonio sobre los celulares de los imputados.